• Alejandro Toro

LOS NIÑOS NECESITAN DE SUS ABUELAS PARA CRECER FELICES


Si tu abuelita te crío seguro coincidirás con este estudio que afirma que su papel en nuestras vidas es fundamental, además, ellas te aman como a nadie en el mundo


Los niños necesitan de sus abuelas para crecer felices: es un hecho que para nada nos sorprende tomando en cuenta que ellas son seres mágicos cuyo amor para dar es incomparable.


La ciencia comprueba esta afirmación, pues de acuerdo con un estudio publicado por la London School of Economics and Political Science, aunque la presencia de los papás en la crianza es indispensable, la relación que mantienen con su abuela materna tiene un impacto mucho mayor en su bienestar.


Para llegar a dicha conclusión el estudio revisó 45 investigaciones sobre familias en todo el mundo y con ello determinó que un niño o niña tiene mayores posibilidades de crecer feliz si recibe ayuda de un familiar cercano para cuidarlo, particularmente si se trata de las abuelas maternas.


Los hijos son dependientes de sus padres por un largo periodo de tiempo y el cuidado de varios al mismo tiempo, hace que las madres tengan una gran carga, no por nada muchas padecen el llamado síndrome bornout.


En análisis de los datos disponibles dio cuenta de que la presencia de un familiar mejora las probabilidades de supervivencia de los niños en caso de que la madre llegará a morir e innegablemente las abuelas maternas son la pieza fundamental en ese proceso, es decir, la clave del éxito.


El estudio refiere que las abuelas paternas igual son benéficas, pero tiene más variaciones en lo correspondiente a efectos de supervivencia.


Y es que las abuelitas son puro amor y su existencia marcará nuestra vida para siempre.

Por si todo esto fuera poco, existe un estudio que afirma que más que a ti o a tu pareja, tus hijos se parecen a su abuela materna, quien es una figura clave en la vida de cualquier persona cuando es bebé, incluso de adulta, pues además de la relación con ella, nos hereda una carga genética importante.


Fuente: Laura Trejo

Web: https://bit.ly/2RS26Cx