• Alejandro Toro

ESTAR RODEADO DE PERSONAS QUE SOLO SE QUEJAN AGOTA NUESTRA ENERGÍA


¡Alerta! Las personas que solo se quejan pueden absorber toda tu energía.

No importa cuán afortunada creas que sea una persona, seguramente tiene problemas. Todos tenemos algún problema que afrontar. A menudo las personas comparten con nosotros sus quejas sobre algo o alguien. Es natural, porque de esa manera liberan tensión. Por otro lado, sin embargo, si vivimos con personas que simplemente se quejan todo el tiempo, nuestras energías terminan agotándose.


Mostrar preocupación por los problemas de los demás es bueno y saludable, pero también debemos pensar en nosotros mismos. Y es que estar rodeado de personas que solo se quejan agota nuestra energía. Establecer un límite no es fácil, pues no queremos ser percibidos como egoístas o insensibles. Por eso es importante saber cómo actúan las personas tóxicas para comprender cómo influyen en nuestra vida y tratarlas con prudencia.

Aléjate de las víctimas


Las personas que se quejan demasiado a menudo se perciben a sí mismas como víctimas de las circunstancias o de los demás. Probablemente, cuando recién comenzabas a oír sus quejas pensabas “vaya, pobre de él o de ella”, y has intentado ayudarle a resolver su situación. Pero a este punto, se ha quejado tanto que entiendes que el problema no está en el mundo, sino en la persona misma.


Las personas adictas a las quejas tienen la capacidad de crear sentimientos de lástima por los interlocutores, que a menudo comienzan a percibir sus problemas como propios. Esto no solo te roba una enorme cantidad de energía, sino que además tu felicidad y satisfacción comienza a depender de qué tan bien vaya la vida de los “quejones”.

Los sentimientos como la frustración, la culpa y la tristeza comienzan a estar presentes en la vida de quienes escuchan demasiadas quejas, lo que resulta en cambios hormonales en el cerebro que causan consecuencias negativas como:


Desequilibrio emocional

Dificultades para resolver problemas propios

Deterioro de concentración

Pensamientos negativos


¿Qué hacer para evitar a los “quejones”?


Estas personas no saben cómo lidiar con las fases difíciles de la vida, así que optan por vivir en un estado constante de frustración y culpa, utilizando sus energías para quejarse en lugar de resolver sus problemas. Puedes intentar involucrarte y ayudarlos, pero por tu bienestar deberías establecer límites, sobre todo si tus intentos de ayudar son en vano.

Si te encuentras con una persona tóxica que siempre se queja, esto es lo que puedes hacer


Da un paso atrás


Si ya identificaste que la persona intenta manipularte con sus comportamientos de víctima, elige mantener una distancia saludable.


Se honesto con la persona acerca de su situación


Algunas personas solo aprenden sus lecciones a través de la sinceridad. Intenta hacerle ver que es responsable de su propia vida y que debe quejarse menos y actuar más.


No muestres “debilidad”

Puede pasar que estas personas quejonas también sean controladoras. Seguramente empatizarás con la persona, pero mantén el control y transfiere la responsabilidad de su propia vida.


Establece límites


Tienes derecho a tu espacio personal, y tú decides qué tan lejos llega esta persona. La responsabilidad de cuidar de tu salud mental y emocional es plenamente tuya, así que desvincúlate si es necesario.


No te dejes afectar por la negatividad de las personas que se quejan demasiado. Sigue estos pasos y cuida tu calidad de vida.


Fuente: Dia García

Web: https://bit.ly/2mW4zjU