• Alejandro Toro

ANCIANAS ITALIANAS SE TRANSFORMAN EN ABUELAS DE PEQUEÑOS MIGRANTES.


Las abuelas con los pequeños migrantes en brazos (foto que circula a partir del 1 de agosto por las redes sociales)

En la foto aparecen tres mujeres mayores, cada una con un niño africana en la falda. Para ella es una acción grata, para la humanidad una sorpresa que conmueve.

Para una abuela no cuenta el color de la piel o el origen geográfico: un niño es un niño de cualquier parte de las llegadas del mundo, y cualquiera sea su historia.


Las tres abuelas de Campoli, Nicolina, Vincenza y Maria, en una calurosa tarde de verano se encontraron cuidando a tres niños pequeños, invitados del centro de recepción en el pueblo.

Las abuelas de Campoli están en una calle de la ciudad, en el Sannio, en el Monte Taburno, con los pequeños en sus brazos: uno que está comiendo algo y otro profundamente dormido en los brazos de su ‘abuela’.


Con ese gesto las ancianas dejaron claro que están a favor de la atención de estos pequeños que llegan de África a través del Mediterráneo. Muchos niños no llegan a cruzar el mar, muchas familias mueren en el agua ¿Cuál habrá sido el destino de los padres de estos pequeños?


La inmensa mayoría de los países del mundo rechazan los inmigrantes. Los humanos le ponen ‘candado’ a sus países, optan por la muerte de otros humanos.


Hay seres maravillosos en este planeta, como estas tres abuelas que se transforman en abuelas de migrantes. Son más las personas que trabajan por el bien de la humanidad que las que no. El punto es que se repite miles y miles de veces hechos de humanos viles, que, de los humanos normales, solidarios.


Fuente: Nancy Banchero

WEB: https://bit.ly/2L2udvS